SARMIENTO - Néstor Antonio Domínguez

$1.875,00

24 cuotas de $210,66
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • El Pulpo Negro Av. Uruguay 802, San Isidro Atención de lunes a viernes de 13 a 18 hs. Tel. 54 11 4742 0848
    Gratis
IMPORTANTE: Información sobre envíos
Ediciones El Pulpo Negro no se responsabiliza por el transporte de la mercadería adquirida por el comprador. Su obligación como vendedor se limita al despacho del pedido a la oficina de correos o transporte, o la entrega del pedido al personal del correo o transporte que viniera a retirarlo del local del Pulpo Negro. Si la mercadería fuera devuelta al remitente, el comprador podrá retirarla de nuestro local en los horarios de atención al público dentro de los 30 días corridos de su arribo, pasados los cuales no tendrá derecho a reclamarla. Si optara por solicitar nuevo envío, el nuevo franqueo y empaque o cualquier gasto extra ocasionado correrá por cuenta del comprador.

Los ríos y el mar argentinos


Sarmiento hizo un gran esfuerzo por una modernización cultural de la sociedad argentina mediante su eficaz recurso a la educación. Para comprenderlo nada mejor que sus evaluaciones sobre el gaucho, como "navegante de la pampa" en su caballo y el paralelismo que trazó con el árabe y su camello en las inmensidades de los mares. Algo que nuestro prócer también llegó a entrever en sus viajes por mar. Lo hizo con su clara percepción, tanto de la naturaleza marina, como de los hábitos y costumbres de los hombres de mar y las necesidades argentinas al respecto.

Pero la travesía por los espacios inmensos, tanto de la pampa, como del desierto y el mar, requieren de mucho tiempo. Un tiempo que los árabes llegaron a medir con las clepsidras de agua o arena. Un agua que los marinos transitaron a la manera de los árabes, por las arenas del desierto, con sus matemáticas y astronomía, disciplinas estas que los gauchos necesitaban para introducirse en la modernidad.

Los marinos siempre supieron del agua y de su necesidad de llegar a los puertos o a las playas de arena ante la imposibilidad de alcanzar horizontes que siempre se les escaparon. Para ellos también el agua y la arena marcaron los tiempos necesarios para alcanzar sus objetivos. Sarmiento les brindó algunos al crear la Escuela Naval y dotar a la Marina de Guerra de la Primera Escuadra de Buques de Guerra. Gracias a ello la Patagonia sigue siendo nuestra y actualmente la Armada Argentina trata de mantener una tradición útil al futuro del país en su relación con el mar.

En la medida que no comprendamos el legado sarmientino nuestra clepsidra se romperá derramando la arena necesaria para que que, cuando la demos vuelta, tengamos la cultura adecuada para introducirnos en un futuro venturoso. A veces el pasado se convierte en un futuro anhelado y parte de las arenas del pasado deben volver a ser materia del futuro.

Enviamos tu compra

Entregas a todo el país

Pagá como quieras

Tarjetas de crédito o efectivo

Comprá con seguridad

Tus datos siempre protegidos