RELATO DEL NÁUFRAGO Y EL AVE MARINA - Alberto José Torroba

$3.481,00

24 cuotas de $391,09
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • El Pulpo Negro Av. Uruguay 802, San Isidro Atención de lunes a viernes de 13 a 18 hs. Tel. 54 11 4742 0848
    Gratis
IMPORTANTE: Información sobre envíos
Ediciones El Pulpo Negro no se responsabiliza por el transporte de la mercadería adquirida por el comprador. Su obligación como vendedor se limita al despacho del pedido a la oficina de correos o transporte, o la entrega del pedido al personal del correo o transporte que viniera a retirarlo del local del Pulpo Negro. Si la mercadería fuera devuelta al remitente, el comprador podrá retirarla de nuestro local en los horarios de atención al público dentro de los 30 días corridos de su arribo, pasados los cuales no tendrá derecho a reclamarla. Si optara por solicitar nuevo envío, el nuevo franqueo y empaque o cualquier gasto extra ocasionado correrá por cuenta del comprador.

De cómo un pampeano vio el mundo y cruzó el océano tropical en canoas a vela y remo.

Cuando arribó a las Islas Wallis –al oeste de Samoa– Alberto Torroba había concretado su anhelo de cruzar el Pacífico solo y en una canoa vacía. Más vacía de lo previsto pues tras hacer escala en las Islas Galápagos, había perdido en una tumbada sus pocos utensilios y casi toda el agua, la ropa, y los alimentos.
Sus aventuras a flote habían comenzado con un pequeño velero convencional sin motor en el Japón y el Mar de la China y siguieron sobre un prao entre los nativos de Borneo. Después de un naufragio en el Río de la Plata, recorrió de Brasil a Panamá y la costa oriental colombiana en un bote a vela a vela elemental y un prao hecho con sus propias manos.
Antes de iniciar la travesía del Pacífico en otra canoa a vela y remo artesanal, se despojó del sextante y la brújula. Sin instrumentos se situaba a la antigua manera polinesia, usando un hilo y una plomada para determinar su latitud por la declinación de las estrellas y observando atentamente el vuelo de las aves, la forma de las olas, e interpretando el lenguaje del viento y las nubes. Dotado de un sexto sentido para intuir los puntos cardinales, llegó siempre al destino elegido, aunque fueran lejanísimas islas difíciles de acertar en la inmensidad del océano.

Enviamos tu compra

Entregas a todo el país

Pagá como quieras

Tarjetas de crédito o efectivo

Comprá con seguridad

Tus datos siempre protegidos