Sin Stock

MEMORIAS DE ALTA MAR - Eric Tabarly

$4.660,00

24 cuotas de $645,78
IMPORTANTE: Información sobre envíos
Ediciones El Pulpo Negro no se responsabiliza por el transporte de la mercadería adquirida por el comprador. Su obligación como vendedor se limita al despacho del pedido a la oficina de correos o transporte, o la entrega del pedido al personal del correo o transporte que viniera a retirarlo del local del Pulpo Negro. Si la mercadería fuera devuelta al remitente, el comprador podrá retirarla de nuestro local en los horarios de atención al público dentro de los 30 días corridos de su arribo, pasados los cuales no tendrá derecho a reclamarla. Si optara por solicitar nuevo envío, el nuevo franqueo y empaque o cualquier gasto extra ocasionado correrá por cuenta del comprador.

Un héroe que entregó su vida a la mar.

Éric Tabarly fue siempre un hombre ejemplar y de coraje. Ahora, tras desaparecer el 14 de junio de 1998 durante una travesía a bordo del Pen Duik en aguas del sudoeste del país de Gales, se ha convertido en una auténtica leyenda para todos los aficionados a la mar.
Marino profesional, dedicó toda su vida al deporte de la vela, e intervino muy directamente en el diseño de sus propios barcos.
Empezó a ser conocido fuera de su país natal, Francia, a raíz de su victoria en la segunda regata transatlántica en solitario. Poco antes de desaparecer publica Memorias de alta mar, el relato de cincuenta años de dedicación y experiencia.
Estas memorias no constituyen un relato más sobre la competición en alta mar, las maniobras de a bordo, la embestida de las olas, las vicisitudes de mástiles y velas… Por primera vez, Tabarly, un hombre reservado, silencioso y taciturno por momentos, rompe su discreción habitual y decide hablar.
Habla de su vida, de su infancia, de sus años de aprendizaje. Explica sus experiencias en la Escuela Naval francesa, en Marruecos, en Indochina. Y sobre todo manifiesta su pasión, única y absoluta, por un barco, el Pen Duik, para siempre ligado a su trayectoria personal.
Inventor genial e infatigable, Tabarly le dio varios sucesores a su velero: el Pen Duik II, con el cual obtuvo su primera gran victoria en 1964; el Pen Duik III, de casco de aluminio, el Pen Duik IV, el primer trimarán de competición, el Pen Duik V, el primero con lastre, y el Pen Duik VI, un extraordinario ketch de veintidós metros de eslora, construido para dar la la vuelta al mundo, y con el cual ganó su segunda  Transat en solitario en 1976.
En estas páginas van apareciendo jóvenes navegantes por aquel entonces desconocidos, que se formaron con él y que más tarde se harían también famosos: Colas, Coste, Lamazou, Poupon, Kersauson.
Pero vuelve siempre a su viejo Pen Duik, milagrosamente conservado y centenario en 1998.

Lo que Tabarly no sabía es que el año 1998 sería también el año de su desaparición en alta mar, y que su último libro serían sus últimas memorias, su testimonio definitivo a bordo de sus veleros, sus compañeros de vida.

Enviamos tu compra

Entregas a todo el país

Pagá como quieras

Tarjetas de crédito o efectivo

Comprá con seguridad

Tus datos siempre protegidos