FITZ ROY, CAPITAN DEL BEAGLE - John y Mary Gribbin

$7.460,00

24 cuotas de $1.033,80
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • El Pulpo Negro Av. Uruguay 802, San Isidro Atención de lunes a viernes de 13 a 18 hs. Tel. 54 11 4742 0848
    Gratis
IMPORTANTE: Información sobre envíos
Ediciones El Pulpo Negro no se responsabiliza por el transporte de la mercadería adquirida por el comprador. Su obligación como vendedor se limita al despacho del pedido a la oficina de correos o transporte, o la entrega del pedido al personal del correo o transporte que viniera a retirarlo del local del Pulpo Negro. Si la mercadería fuera devuelta al remitente, el comprador podrá retirarla de nuestro local en los horarios de atención al público dentro de los 30 días corridos de su arribo, pasados los cuales no tendrá derecho a reclamarla. Si optara por solicitar nuevo envío, el nuevo franqueo y empaque o cualquier gasto extra ocasionado correrá por cuenta del comprador.

La asombrosa historia del hombre que fue indispensable para que Darwin desarrollara su obra y que mejoró la seguridad de los navegantes.

La asombrosa historia de FitzRoy (1805-1865), uno de los mejores navegantes del siglo XIX, cuya obra no solo contribuyó a que Charles Darwin desarrollara la teoría de la evolución, sino que mejoró la seguridad de todos los navegantes que vendrían después de él.
FitzRoy se enroló en la armada a los 12 años. A los 23 años de edad ya estaba al mando de un velero de 90 pies de eslora enfrentándose a los peores temporales invernales para realizar un levantamiento hidrogáfico del extremo meridional de América del Sur. Tres años más tarde regresaría al cabo de Hornos como una de las estrellas pujantes de la Armada y capitán del Beagle. había decidido que le acompañara un joven naturalista llamado Charles Darwin, cuyos estudios tendrían un impacto revolucionario. De regreso a Inglaterra FitzRoy fué elegido diputado y más adelante fue nombrado segundo gobernador de Nueva Zelanda donde se convirtió en la cabeza de turco de los errores ajenos y le retiraron. Sin embargo logró recuperarse y se convirtió en el primer director de la Oficina Metereológica Británica, el primer meteorólogo profesional a tiempo completo. En el año 2002, la Oficina Meteorológica británica rebautizó en su honor la zona marítima Finisterre, con el nombre de FitzRoy. Este libro demuestra que el honor fue más que merecido.

Enviamos tu compra

Entregas a todo el país

Pagá como quieras

Tarjetas de crédito o efectivo

Comprá con seguridad

Tus datos siempre protegidos