AMIGO SUYO, NUNCA - Ana Inés Camps

$1.613,00

24 cuotas de $181,22
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • El Pulpo Negro Av. Uruguay 802, San Isidro Atención de lunes a viernes de 13 a 18 hs. Tel. 54 11 4742 0848
    Gratis
IMPORTANTE: Información sobre envíos
Ediciones El Pulpo Negro no se responsabiliza por el transporte de la mercadería adquirida por el comprador. Su obligación como vendedor se limita al despacho del pedido a la oficina de correos o transporte, o la entrega del pedido al personal del correo o transporte que viniera a retirarlo del local del Pulpo Negro. Si la mercadería fuera devuelta al remitente, el comprador podrá retirarla de nuestro local en los horarios de atención al público dentro de los 30 días corridos de su arribo, pasados los cuales no tendrá derecho a reclamarla. Si optara por solicitar nuevo envío, el nuevo franqueo y empaque o cualquier gasto extra ocasionado correrá por cuenta del comprador.

Un viaje, un reencuentro, dos amigas y nuevas confidencias

Un reencuentro casual entre dos amigas de la universidad y un viaje, bastante exótico, son el punto de partida para esta historia. Las nuevas confidencias (vuelta al pasado, chequeo del modus vivendi actual) habilitan la complicidad necesaria. Entre noches en alta mar y playas de ensueño, ambas comprobarán que la amistad permanece inalterada. Sin embargo, y con la naturalidad de lo cotidiano, también irán descubriendo que son necesarios unos cuantos cambios en sus vidas. Casi sin querer hablarán de la felicidad, de los amores, y hasta de sus elecciones sexuales. Ayudadas (y alentadas) por ese interlocutor que funciona como un propio espejo, se habrán de animar (una a la otra; y luego individualmente, en sus silencios) a quitar toda máscara, todo resabio. En el trayecto (viaje como traslación en el espacio exterior y viaje como traslación en el aspecto interior) quienes la rodean se verán necesariamente afectados y deberán, a su vez, intercambiar roles (con ellas y consigo mismos).

Dueña de un estilo ágil, casi desprejuiciado, y con diálogos cercanos al guión teatral, la autora toma los hilos y va definiendo las secuencias. El distanciamiento entre ella y su material textual la coloca como simple cronista de algo que alguien más contó (y vivió). Esto agrega un matiz interesante y le permite abrir y cerrar secuencias, diluirlas, suponer (y nunca juzgar), rearmar el rompecabezas sin la necesidad de un tracto lineal o de un narrador con omnisciencia. Hasta tiene, por momentos, una postura cercana al lector (no conoce a sus personajes, se limita a raccontar, introduce su propio monólogo interiro; es efectivo también el recurso de las fotos). Sin embargo, hoy dudas de que es ella quien va dirigiendo el relato y, a diferencia del lector, quien termina involucrada en el argumento de su propia novela. En su doble rol de relatora y personaje logra credibilidad y despierta nuestro interés, el deseo de saber cómo termina este asunto. Un plus agregado para quienes amen la navegación y los trayectos acuáticos.

Enviamos tu compra

Entregas a todo el país

Pagá como quieras

Tarjetas de crédito o efectivo

Comprá con seguridad

Tus datos siempre protegidos